vicNací en Quito al finalizar la década de los 70. En San Blas un barrio tradicional de Quito y viví en una bella casa, subiendo por  una de las tantas escalinatas del barrio San Juan junto a la Calle Buenos Aires… ¡cuántas pelotas de fútbol perdí al jugar en aquellas escalinatas!, pronto nos cambiamos al sur de Quito, El Calzado, donde conocí a un padre español, llamado Ángel María Echevarria que marcaría mi vida por su gran entusiasmo y positivismo. Mis padres Martha y Víctor, siguen inyectándome cariño de padres y buenos consejos. ¡Uno nunca deja de ser hijo incluso mientras se es padre! Viví en Quito en mi agradable juventud, fui a un colegio de contadores, la verdad no me gustaba mucho la idea de estar todo el día con números en la cabeza y el libro mayor o diario, así que decidí motivado por un buen amigo Teodoro, Hermano De la Salle, y otros amigos como Gustavo y Richard a vivir una experiencia de voluntariado, realmente me sirvió y me ayudo a ver que mi camino era la educación. Me gradué de docente con especialidad en Ciencias religiosas en la PUCE (La Cato en Quito), viví en Colombia, cerca de Medellín, en Río negro, Barrio San Antonio, durante un año y conocí gente maravillosa alegre y valerosa. ¡Fue una experiencia increíble!

Luego trabaje con los Hermanos de La Salle, con los Misioneros Combonianos, con un equipo de amigos geniales. el Padre Manuel Lalangui, la Pauly y Marlón; y por un descuido me enrole con los Salesianos je, je, realmente no me esperaba crecer tanto junto a ellos. Inicie mi trabajo en el colegio Técnico Don Bosco de la Kennedy, cinco largos y buenos años, tantos amigos y tantos recuerdos, conocí a P. Amadio Bolpato, salesiano intrepido y valiente, a Adriano, y al querido Padre Eduardo Sandoval, me dolió su partida como el de algunos buenos amigos, como Padre Ángel, mi querido hermano Manuel Villavicencio, mi buen amigo Jorge Zuñiga, la del gran misionero comboniano y amigo Pepé, a mi estimado y querido Pacho, Hermano de la Salle que me enseñó a sonreír con el alma . He tenido momentos de dolor y momentos de dicha, he visto ver descender a la B y quedar campeón de América a la Liga y he tenido la suerte de jugar, caer y meter goles, buenos goles. En 2005 viaje a Alemania  a ver a Juan Pablo II en la Jornada mundial de la Juventud, pero murió en abril y yo iba en julio, entonces vi a Benedicto XVI y la verdad no me causo tanto impacto. La que si me impacto es quien hoy es mi esposa Mónica Verdezoto, con ella tengo dos hermosos hijos: Isaí y Esther, ellos me apasionan en la vida. Llegué a Guayaquil hace seis años y me acogió esta bella ciudad junto con la Universidad Salesiana con quien ya había compartido durante dos años en Quito. Soy feliz, me gusta ser como soy, no tengo nada para ofrecer más que este don que Dios me ha dado de educar, espero que siempre sea abundante como la harina y el aceite en el saco de la viuda bendecido por Eliseo. Hay mucha gente que ha hecho posible lo que soy, mis amigos, Hugo, Leonel, Pablo, Klever, Roberto, Narcisa, Pauly, Ivo… Y tantos tan buenos y tan geniales.. Os nombraria a tantos pero no hay tantas paginas libres en el mundo.  He aprendido incluso de aquello que son mis “vergüenzas” y que me han permitido humanizarme un poco cada vez y procurar servir mejor.

Gracias por estar aquí y ser mi amigo.

2 thoughts on “¿Quién soy?

  1. Me da inmensa alegría saber de dónde viene un ser tan especial. Encantada Victor de conocerte… veo que de igual manera estamos en un camino de crecimiento para compartir con los demás.
    Fuerte Abrazo desde Colombia para ti y todos los hermanos Ecuatorianos y muchos éxitos en tu misión Victor.

    • Gracias por tus palabras. Siempre hay un milagro en cada paso y ser que encontramos en el Camino. Somos seres que estamos y estando amamos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website