La vida se pasa desapercibida,
para ellos el agua es la esencia de su existencia
al otro lado es desperdicio
piscinas llenas del agua del río
que ya no verá el mar.

Por acá se corta el árbol porque me daña el parterre
por que sus raices han dañado la “estética”
allá lo abrazan porque saben que no hay otro
que es el último que ojal vuelve a retoñar.

La vida pasa desapercibida,
un niño nace y alegra la existencia,
no quieren más, pues basta uno.
Al otro lado no llegan a nacer miles
por el hambre, la guerra, el desinterés.

Y entonces nos decimos “sapiens”
sabios a la hora de qué?
de hacer armas y tecnología, de llevar satelites
y medir los gases de invernadero…
“demens” por hacer trampa,
por llevarnos los recursos,
por tomarnos el agua que a otros no calma la sed.

Y pasa desapercibida,
para algunos la vida,
porque para ellos es solo tener en lugar de amar,
es pertenecer en vez de entregar,
es ser independiente en lugar de relacionarse.

Para ellos el agua es lo esencial,
para nosotros solo llena una piscina más…

Victor Iza Villacís 31 enero 2011