Cuando uno piensa en la fe, piensa en CREER, pero es dificil creer cuando no hay confianza. Ejemplo claro: Tú no crees en alguien en quien primero no confias, verdad?, es lógico. La fe es confianza, pero para confiar en alguien primero debo conocerlo/a y lo conozco cuando me acerco, cuando rompó mis seguridades, esto es importante. Todos sentimos un cierto temor a conocer gente nueva, antes de que eso suceda, te revisas a ti mismo, te das seguridad y “te lanzas” al encuentro. Esto es primordial. porque en ese momento rompes tus seguridades, te lanzas al vacío de la aceptación. Esperar que el otro acepte el encuentro. El encuentro, tiene el paso de la aceptación y luego del reconocimiento. Luego, cuando ves a esa persona otra vez, la reconoces, la buscas en tu recuerdo. Y asi comienza una etapa de apertura, de relación, luego vendrá la amistad, si es que continúa, y luego aparece la plena confianza.
Confiar es dificil, por eso no puede reducirse la fe solo a creer, sino que es un proceso. Es generar confianza. En el plano de la Trascendencia, de la búsqueda y el encuentro con Dios, está confianza también va creciendo, y también se rompen las seguridades, los prejuicios y los preconceptos… Dios no es como nos lo han pintado… solo el Dios de Jesucristo, el “Abba”, es plena confianza… por eso Jesús puede abandonarse en los brazos del Padre, que al ver su sacrificio lo resucita, aceptando su sacrificio de amor.
Hablaremos más de la fe… Si tienes preguntas con gusto procuraré responderlas.