Cuando Romeo da la vida al ver a Julieta muerta “de mentiritas”… no se entrega a la muerte por miedo sino por amor. Julieta lo hace ligada al miedo y a la sensación de inseguridad pensando despertar o “resucitar” y luego vivir a lado de quien ama.

Este amor trágico y lleno de penumbra no solo tiene rasgos psicológicos, que muy bien pueden ayudarnos a comprender la realidad de la vida… en mi caso comprender el proceso de identidad desde la filosofía, preguntar por ejemplo, por qué la identidad de la familia Capetto y los Montesco  devela en un odio sin inicio:

“Los Montesco y los Capuletos han arraigado un odio perpetuo que será el asesino cruel del amor de sus últimos descendientes. En la eterna Verona, Italia, Romeo, víctima del falso amor que sentía por Rosalía, acompaña su llanto con el rocío de la mañana mientras Sansón y Gregorio se enfrentan con Abraham y Teobaldo, dejando en claro la rivalidad entre las familias desde el principio. El amor comienza cuando Romeo entra sin invitación al baile de los Capuleto, familia de Julieta, donde verá a su verdadera luz brillar y sus corazones quedarán prendados eternamente” (Orionys, https://lynxorionis.wordpress.com/2010/09/19/montesco-y-capuleto-un-amor-que-no-podria-dejar-de-resenar/)

¿Qué provoca el odio, que provoca verse como enemigos, como diferentes? Platón en el Sofista, elabora un sútil pensamiento en torno a la categoría de alteridad (heterotes).  Así lo comprendo: Lo que yo no soy, ¿qué es? no puede ser nada, es lo Otro. Este otro es absoluto como lo soy yo. En el Sofista el otro adquiere una consistencia ontológica semejante al ser (Pérez). Hoy diríamos de igualdad.

Pérez hace un estudio de lo que significaba lo diferente en el contexto de Platón, donde todo giraba en torno a la ciudadanía. Lo que no entraba en los parámetros de los ciudadanos griegos se lo llamaba “bárbaro” generalmente este termino se asociaba a los extranjeros, a los extraños y luego a los enemigos, por lo tanto el término “bárbaro” se asocio a lo diferente, a lo otro. La ciudadanía es la causante de esta brecha entre hermanos, entre esta consistencia ontológica. ¿por qué el mundo odia tanto a su hermano como los Capuleto y los Montesco? por la identificación, la identificación mata. Y pasamos la mitad de la vida buscando quien soy. Levinas nos dirá: No soy sin el Otro. es más solo el otro me define en mi mismidad. Entonces lo que ha producido la brecha entre hermanos es identificarnos, porque nos limita, nos separa, nos divide. Solo el amor une, solo el amor no genera distancias, une puentes y en estos amantes arraigados en la identificación que produce la “esencia absurda” de la sociedad solos los salva la muerte.

Lo trágico no está en el drama de no poder amarse, está en la tragedia de la identificación, de la separación, de seguir en la categoría de “barbaro”, es el amor la fuente inagotable donde no existe identificación sino con el amado. El amor me hace dueño del otro, rehén del otro, me deja sin mi propia imagen porque ya no existe, soy en el Otro, no puedo ser sin el Otro, es mi yo y yo soy él. No es un amor enfermizo, es un amor de intimidad como lo llama Buber y Laín.

Donde no está presente el eros para poseer sino para amar, para desintegrar todas las identidades, dejar de ser yo y fundirme en el otro que me rescata de mí mismo, donde mi mismidad es porque se ha encontrado con la huella del otro la cual buscaba para poder ser.  Esta Alteridad humana es una elevada propuesta ética que hace Levinas y que es propicia para rescatar el eros, la pasión, el amor de aquellos nubarrones subjetivos donde ha sido llevada y alojada hasta que sea rescatada. Necesitamos un Héroe pero un héroe anónimo que no necesita nombres, ni nacionalidades, ni limites, ni pretensiones, que no necesita shows en vivo, ni pases para verlo, que no necesita llamarse salvador, sino que aparece en la humildad de cada ser humano, porque mora en la sencillez, ese héroe es el Otro que me habita y me rescata…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website