Archivo Autor: Iza Villacis Victor Adolfo

Nací en Quito en al finalizar la década de los 70. En San Blas un barrio tradicional de Quito y viví en una bella casa en una de las tantas escalinatas del barrio San juan junto a la Calle Buenos Aires.. cuantas pelotas de fútbol perdí al jugar en aquellas escalinatas, pronto nos cambiamos al sur de Quito donde conocí a un padre español, llamado Ángel María Echevarria que marcaría mi vida por su gran entusiasmo y positivismo.Mis padres Martha y Víctor, siguen inyectandome positivismo y buenos consejos, uno nunca de ja de ser hijo incluso mientras se es padre. Viví en Quito en mi agradable juventud, fui a un colegio de contadores, la verdad no me gustaba mucho la idea de estar todo el día con números en la cabeza y el el libro mayor o diario, así que decidí motivado por un buen amigo, Hermano De la Salle,a vivir una experiencia de voluntariado, realmente me sirvió y me ayudo a ver que mi camino era la educación, me gradué de docente con especialidad en Ciencias religiosas en la PUCE (La Cato en Quito) también viví en Colombia, cerca de Medellín, en Río negro, Barrio San Antonio. Fue una experiencia maravillosa. Luego trabaje con los hermanos de La Salle, con los misioneros combonianos y por un descuido me enrole con los salesianos je, je, realmente no me esperaba crecer tanto junto a ellos. Inicie mi trabajo en el colegio Tecnico Don Bosco de al Kennedy, cinco largos y buenos años, tantos amigos y tantos recuerdos, conocí a Amadio Bolpato, salesiano intrepido y valiente, a Adriano, y al querido Padre Eduardo Sandval, me doliò su partida como el de algunos buenos amigos, como Padre Ángel, mi querido hermano manuel Villavicencio, mi buen amigo Jorge Zuñiga, la del gran misionero comboniano y amigo Pepé. He tenido momentos de dolor y momentos de dicha, he visto ver campeón a la liga y he tenido la suerte de jugar, caer y meter goles. Viaje a Alemania también a ver a Juan Pablo II en la Jornada mundial de la Juventud, pero murió en abril y yo iba en julio, entonces vi a Benedicto XVI y la verdad no me causo tanto impacto. La que si me impacto es quien hoy es mi esposa y mis dos hermosos hijos quienes me apasionan en la vida. Llegué a Guayaquil hace siete años y me acogió esta bella ciudad junto con la Universidad con quien ya habia compartido durante dos años en Quito. Soy feliz, me gusta ser como soy, no tengo nada para ofrecer más que este don que Dios me ha dado de educar, espero que siempre sea abundante como la harina y el aceite en el saco de la viuda bendecido por Eliseo. Hay mucha gente que ha hecho posible lo que soy, incluso en aquello que son mis "vergüenzas" y que me han permitido humanizarme un poco cada vez y procurar servir mejor.

El Espíritu de los dogmas

Ponencia realizada en el 2013. Universidad Politécnica Salesiana Quito. Congreso Internacional de Educación Razón y Fe. SIMPOSIO RAZON Y FE EL ESPIRITU DE LOS DOGMAS Víctor Iza Villacís [1]                                                                          Universidad Politécnica Salesiana, Sede Guayaquil, Ecuador ENSAYO TÍTULO EL ESPIRITU DE…
Leer más